¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

Papanicolaou en la tercera edad ¿Ya te checaste?

Los expertos recomienda realizase este estudio hasta los 70 años de edad

El Papanicolaou en la tercera edad es esencial, pues si no se realiza, es posible que no se diagnostique tempranamente alguna infección vaginal o incluso algún desarrollo de cáncer cérvico-uterino.

También te puede interesar: ¿Qué es la histerectomía?

De acuerdo con el ginecólogo Jesús E. Luján Irastorza, de la Fundación Pronatal, el Papanicolaou se recomienda hasta los 70 años de edad. Es decir, si las mujeres tienen al menos tres Papanicolaou normales, sin antecedente —en los últimos diez años— de alteración, entonces ya no se solicitan

“Si no hay antecedente de lesiones en el cérvix, si tampoco hay infección por Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), si la paciente no está inmunocomprometida ni tampoco tiene lesiones por papiloma o verrugas, puede dejar de hacerse el Papanicolaou”, recomienda el entrevistado.

¿Qué es el Papanicolaou?

Este estudio también se conoce como citología vaginal, es una exploración complementaria que se realiza para diagnosticar el cáncer cervicouterino. En México, solo hay resultados normales de Papanicolaou en 34.7% de las muestras de las mujeres las posmenopausias.

La prevalencia de lesiones de bajo grado es 4.8 veces mayor en las mujeres antes de llegar a la menopausia. En contraste, la prevalencia de lesiones de alto grado y cáncer de células escamosas es 1.5 y 3 veces mayor, respectivamente, en mujeres que están en la menopausia.

El examen del Papanicolaou consiste en recolectar células del cuello uterino, el extremo inferior y angosto del útero que está arriba de la vagina.

La detección temprana del cáncer cervical mediante un examen de Papanicolaou, de acuerdo con la Fundación Mayo para la Educación y la Investigación Médica, brinda a las mujeres una mayor probabilidad de cura.

Además, a través de un examen de Papanicolaou, también se detectan cambios en las células del cuello uterino que indican que en el futuro podría formarse cáncer.

La detección temprana de estas células anormales mediante un examen de Papanicolaou es el primer paso para detener la posible formación de cáncer cervical.

Factores de riesgo

Si las personas tienen determinados factores de riesgo, el médico puede recomendar que se realicen la prueba de Papanicolaou más frecuentemente, sin importar la edad.

De acuerdo con la Fundación Mayo para la Educación y la Investigación Médica, estos son algunos factores de riesgo:

  • Diagnóstico de cáncer de cuello uterino o una prueba de Papanicolaou que mostró células precancerosas
  • Exposición al dietilestilbestrol antes del nacimiento
  • Una infección por VIH
  • La debilitación del sistema inmunitario debido a un trasplante de órganos, a quimioterapia o al uso crónico de corticoesteroides.
  • Antecedentes de tabaquismo

¿Con qué frecuencia se debe realizar la prueba?

Los médicos recomiendan que las mujeres de entre 21 y 65 años repitan la prueba de Papanicolaou cada tres años. Mientras que las mujeres de 30 años o más pueden considerar realizarse la prueba de Papanicolaou cada cinco años.

¿Qué pasa con la colposcopía y la tercera edad?

“El uso de la colposcopía, es otro estudio como el Papanicolaou, en la detección de cáncer cérvico uterino en la tercera edad es una herramienta útil. Debido a los cambios asociados con la baja de estrógeno se requiere tomar ciertas consideraciones para aprovechar este estudio al máximo y prevenir el uso de biopsias cervicales en casos benignos, explica Luján Irastorza.

“Se debe considerar que la baja de estrógeno hace incómodo el uso del espejo vaginal, se sugiere asegurar una buena lubricación de este instrumento con solución estéril. Lo más recomendado es usar el espejo vaginal de Sims que es mucho más cómodo para la mujer adulta”, recomienda el experto.

Finalmente, Luján Irastorza recomienda que las mujeres que tomaron hormonas se revisen, ya que es posible detonar la activación de cambios en las células que puedan terminar en cáncer.



Back to top button