¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

Lunares después de los 50 años ¡Ponte atento!

Pecas y manchas rara vez se vuelven cancerígenos, pero sí ocurre, coinciden expertos

Los lunares después de los 50 años no son poco frecuentes, si bien, este tipo de pigmentaciones aparecen como pequeños puntos marrones oscuros y son causados por la unión (normal) de grupos de células pigmentadas. En algunos casos pueden ser cancerígenos.

También te puede interesar: El ABCDE para autoexplorar tu piel; detecta a tiempo el melanoma

¿Qué son los lunares?

De acuerdo com la Fundación Mayo para la Educación y la Investigación Médica, los lunares generalmente aparecen durante la niñez y la adolescencia; la mayoría de las personas tienen entre 10 y 40 lunares, algunos de los cuales pueden cambiar de aspecto o desaparecer con el tiempo.

Los médicos conocen a los lunares como “nevos” y son pigmentaciones que pueden presentarse desde los cinco años de edad, especialmente, en personas que tienen familiares con lunares, pues es muy común el factor hereditario. Los lunares después de los 50 años se desarrollan por la exposición constante y prolongada a la luz solar.

El lunar común es una mancha marrón, pero también pueden tener diferentes colores, formas y tamaños. Por ejemplo:

Color y textura. Los lunares pueden tener diversidad de colores como el marrón, color canela, negros, rojos, azules o rosados. Pueden ser suaves, arrugados, planos e incluso, tener relieve. Les puede crecer vello. El color de los lunares debe ser homogéneo porque si un solo lunar tiene tonos distintos puede ser sospechoso de cáncer.

Forma. La mayoría de los lunares son ovalados o redondos y están bien delimitados. Si tu lunar tiene bordes dispersos, podría ser sospechoso de cáncer.

Tamaño. Tienen el tamaño de una goma de lápiz,  Rara vez, los lunares de nacimiento (nevos congénitos) pueden agrandarse mucho más.

Los lunares pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo, como el cuero cabelludo, las axilas, debajo de las uñas y entre los dedos de las manos y de los pies. Incluso, en los genitales (es importante no confundirlos con verrugas).

Los lunares después de los 50 ¡échales ojo!

La mayoría de los lunares aparecen antes de los 50 años. Sin embargo, sí es posible que haya crecimiento de nuevos nevos, especialmente cuando te expusiste constantemente al sol sin protección. 

El crecimiento de un lunar después de los 50 años puede tratarse de un melanoma (tipo más común de cáncer de la piel), existe uno que afecta principalmente a personas adultas mayores: el melanoma lentigo, que se desarrolla en la cara, los oídos y los brazos, es decir, en la piel que a menudo está más expuesta al sol.

Y es que el exceso de sol puede generar una gran diversidad de trastornos en la piel, entre los más comunes están:

  1. Quemaduras solares
  2. Erupción lumínica polimorfa
  3. Fotodermatosis
  4. Cáncer de piel 

Cada año se diagnostican dos millones de nuevos casos de cáncer de piel en todo el mundo y en México se presenta también en menores de 50 años de edad. Por ello, ante el desarrollo de lunares después de los 50 años o cualquier lesión (como peca o mancha) es aconsejable acudir con el dermatólogo.

Existen tres tipos principales de cáncer de piel: el carcinoma basocelular, carcinoma epidermoide y el melanoma. Éste último representa la neoplasia cutánea más maligna de la piel y es bastante frecuente en los adultos jóvenes.

Se estima que durante los primeros 18 años de vida una persona recibe el 80% de la radiación solar que tendrá a lo largo de su vida, ante lo cual la protección solar debe convertirse en un hábito desde la infancia y continuar de manera permanente aseguraron especialistas de la Fundación Mexicana para la Dermatología.



Back to top button