¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi SaludMi Familia

La jubilación puede incrementar el consumo de bebidas con alcohol

Soledad, más tiempo libre y ocio, algunas de las razones que incrementan el exceso

En ocasiones los adultos mayores comienzan a beber más alcohol cuando se jubilan porque tienen más tiempo y más oportunidades para convivir con los amigos y la familia, de acuerdo con el Instituto Nacional de Envejecimiento (National Institute of Aging) de Estados Unidos.

Asimismo, las personas jubiladas no manejan bien las pérdidas (muerte de sus familiares, compañeros de trabajo o amigos) y por eso incrementan su consumo de este tipo de bebidas.

Cuando el consumo de bebidas espirituosas se incrementa de forma excesiva, puede provocar diversos problemas de equilibrio y caídas, así como fractura de cadera y brazos, y otra lesiones óseas.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de DR. ÁNGEL CONTRERAS, M.D (@angelcontrerasinternista)

¿Cuál es la razón? Resulta que los adultos mayores tienen huesos más delgados que las personas más jóvenes, por eso sufren fracturas con más facilidad.

Incluso, los estudios muestran que la tasa de fracturas de cadera en los adultos mayores aumentan con el consumo de alcohol. Por ello, se recomienda que las personas de más de 55 años de edad eviten la ingesta excesiva de bebidas espirituosas.

¿Tienes problemas con el alcohol?

Si te identificas con, al menos, dos de las siguientes oraciones, entonces es posible que tengas un problema con tu forma de beber:

  • Incapacidad para limitar la cantidad que consumes.
  • Deseo o intentos fallidos de reducir la cantidad.
  • Pérdida de mucho tiempo bebiendo u obteniendo el alcohol, o recuperándote de su consumo.
  • Deseo fuerte o necesidad de beber.
  • Incumplimiento de obligaciones importantes con la familia.
  • Consumo continuo, incluso cuando sabes que esto causa problemas físicos, sociales o interpersonales.
  • Consumo en situaciones en que no es seguro, como al conducir o nadar.
  • Desarrollo de tolerancia, de manera que necesitas más cantidad para sentir su efecto o tienes un efecto reducido por la misma cantidad.
  • Presencia de síntomas de abstinencia cuando no bebes, como náuseas, sudoración y temblores, o sientes que debes beber para evitar estos síntomas.

El alcoholismo es un problema importante de salud, por eso es importante que pidas ayuda si es tu caso. En México existen diversos médicos, grupos (como Alcohólicos Anónimos, AA) de apoyo y centros de recuperación, para ayudarte a controlar tu forma de relacionarte con el alcohol.

Te puede interesar: 7 datos importantes sobre el cáncer de esófago



Back to top button