¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi PaladarMi Salud

Garbanzos, “bomba” de fibra que combate el estreñimiento

Disfrútalos al estilo hummus, pues además de delicioso, es muy suave

Los garbanzos son algunos de los alimentos más nutritivos, pues además de contener vitaminas B1, B2, B9, C, E y K, aportan calcio, zinc, magnesio, hierro, potasio y fósforo; por si fuera poco, también son ricos en fibra, sustancia ideal para reducir el estreñimiento.

Al igual que los frijoles y los cacahuates, los garbanzos son una leguminosa que regenera la energía de tu cuerpo por el agotamiento físico y mental; protege frente a los problemas de hipertensión arterial e incluso reduce las piedras en los riñones.

De acuerdo con la Escuela de Salud Pública de Harvard, con sede en Estados Unidos, los garbanzos ayudan a controlar la glucosa en la sangre, puesto que contienen muy bajos niveles de este tipo de azúcar.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Damián | Recetas fáciles (@estoyhechouncocinillas)

¡Gracias, países árabes!

¿Sabías que el garbanzo es originario de Egipto y de países árabes como Líbano, Siria y Palestina? El hummus (nombre original) es una opción alimenticia para que los adultos mayores no lastimen sus encías, en caso de que tengan alguna carencia dental.

Noticias relacionadas

Sin más pormenores, te compartimos esta receta para que la disfrutes y te nutras al mismo tiempo:

Ingredientes: 

  • 250 gramos de garbanzo crudo (cocido son 3 tazas)
  • 300 gramos de ajonjolí tostado ( ya preparado se utilizará 1 taza)
  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo o al gusto
  • 3 limones grandes 
  • Sal al gusto
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

Preparación:

Si los garbanzos no están cocidos, remójalos en agua durante una noche completa. Al día siguiente, colócalos en una olla y hiérvelos durante una hora, junto con una pizca de sal y una cucharada de bicarbonato. Quita la cáscaras que se hallan desprendido.

En una sartén, a fuego lento, coloca el ajonjolí, mueve con una cuchara por 5 minutos; cuando estén tostados, apaga la estufa y vierte a una licuadora hasta crear una pasta parecida al mazapán. Después agrega de tres a cinco cucharadas de aceite de oliva y continúa mezclando.

En una licuadora limpia, coloca el jugo de los limones, los dientes de ajo y licúa. Posteriormente, vacía una taza de tu mezcla. Enseguida añade tres cucharadas de agua y los garbanzos cocidos. ¡Listo!, disfruta de esta nutritiva y suave receta.



Back to top button