¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

Cirugía en adultos mayores: 3 tips para ayudarlos a recuperarse

Todos los días los adultos mayores se someten a una cirugía, ¡ayúdalos a recuperarse de la mejor forma!

Los adultos mayores son uno de los grupos de población con mayor número de cirugías, ya sean programadas o de emergencia. De acuerdo con el informe de American Geriatrics (Geriatría Estadounidense), “los adultos mayores de Estados Unidos se someten a 20% de todos los procedimientos quirúrgicos (de ese país), que son en promedio 80 mil procesos mayores y 300 mil menores, registrados cada año”.

También te puede interesar: El papa Francisco se recupera con éxito de una cirugía intestinal

Cirugías más comunes en adultos mayores

Los procedimientos quirúrgicos más comunes para las personas mayores son:

Noticias relacionadas
  1. Reemplazo de alguna articulación
  2. Cardiacas.
  3. Colon
  4. Problemas dentales
  5. Cáncer
  6. Problemas de artritis
  7. Padecimientos oculares
  8. Trastornos de columna, cadera y pies
  9. Próstata y ginecológicos
  10. Trastornos de vejiga
  11. Caídas y otros accidentes en casa
  12. Accidentes automovilísticos

Para el cuidador principal de un ser querido que está envejeciendo, la operación puede ser algo difícil de preparar. Sin embargo, hay pasos que las familias pueden tomar para planificar una recuperación segura y eficiente en el hogar.

Te puede interesar: 6 consejos para mantener a raya el trastorno del ojo seco

3 consejos para apoyar la recuperación

  1. Lo primero que deben hacer es prepararse con la “pre-rehabilitación“. Está diseñada para ayudar a las personas adultas mayores a regresar a una vida feliz y saludable después de cirugías serias. Primero deberás fomentarle una alimentación adecuada y descanso, que le ayude a fortalecer su cicatrización y recuperación. También se sugiere brindarle terapia psicológica previa, para saber qué esperar o no tras la operación.
  2. Cuando tu ser querido está en el hospital. Deberás acomodar un espacio adecuado para que se recupere, en una habitación cálida, cerca de un baño —para que no tenga que caminar mucho— y que tenga agarraderas, pasamanos y todo aquello que le permita tener movilidad sin riesgo. También deberás hacer un rol de quiénes pueden atenderlo y cuidarlo: hijos, nietos e incluso una enfermera. Todo eso brinda seguridad para su recuperación.
  3. Ayúdalo a mantener un buen ánimo. No sólo se trata de darle sus medicamentos y rehabilitación, también que pueda convivir con sus amigos y otros familiares. Que reciba tarjetas, regalos, llamadas y mensajes le beneficiará mucho en su salud.

La cirugía no tiene por qué ser una experiencia abrumadora para los cuidadores familiares. Con la preparación adecuada y suficiente apoyo en el hogar, los cuidadores pueden estar seguros de que sus seres queridos se recuperarán rápidamente en la comodidad de sus propios hogares.



Back to top button