¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi SaludMis Noticias

Cerveza: 3 beneficios para la salud de una bebida muy querida

El 6 de agosto se conmemora el Día Internacional de la Cerveza

El Día Internacional de la Cerveza se celebra el primer viernes de agosto. Por eso, te invitamos a que este 6 de agosto conmemores esta bebida que se degusta en todo el mundo.

En México, de acuerdo con un informe del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) titulado “Conociendo la industria de la cerveza“, el consumo per cápita anual de esta bebida entre los mexicanos pasó de 55 a 68 litros entre 2014 y 2019, lo que significa que cada mexicano consume aproximadamente 1.3 litros de cerveza a la semana.

En contraste, la República Checa es la nación donde más se consume esta espirituosa. Y es que la tasa de consumo por persona al año en esa nación es d 468 cervezas al año, puesto que allí se ingiere esta bebida desde edades tempranas y hasta ya entrada la adultez.

También te puede interesar: Una receta original para chiles rellenos al estilo Los Cabos

3 (deliciosos) beneficios de la cerveza

Podría reducir el colesterol

La fibra soluble que proviene de los granos con los que se fabrica la cerveza puede ayudar a reducir el LDL o colesterol “malo”, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón.

No obstante, debido a su contenido de alcohol, éste interfiere con la capacidad del cuerpo para absorber vitaminas y minerales. La solución: beberla en su modalidad sin alcohol.

Fortalece tus huesos

Gracias a su elevado contenido en silicio, la bebida ayuda a fortalecer los huesos (en contraste, el café los debilita). El silicio dietético, en la forma soluble de ácido ortosilícico (AOS) puede ser importante para el crecimiento y el desarrollo de los huesos, según los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Reduce tu estrés

Son varias las investigaciones que afirman que dos vasos de cerveza al día pueden reducir el estrés o la ansiedad relacionados con el trabajo.

Sin embargo, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría comenta que recurrir al alcohol de forma rutinaria para sobrellevar el estrés puede hacer más daño que bien.

Aunque el alcohol puede ayudar a reducir el estrés en el momento, a largo plazo y con consumo excesivo, puede contribuir a los sentimientos de depresión y ansiedad, haciendo que el estrés sea más difícil de manejar. Es decir, todo con moderación es mejor, y para este tipo de problemas es mejor siempre acudir con un profesional de la salud.



Back to top button