¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Paseos

Tlacotalpan: descubre su magia y riqueza cultural

Su Centro Histórico tiene el nombramiento de Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO

Tlacotalpan es, sin lugar a dudas, uno de los municipios más coloridos y típicos de Veracruz. Su riqueza cultural, arquitectónica, gastronómica, musical y natural son una serie de ingredientes que hacen de este lugar, una experiencia mágica.

También te puede interesar: Voladores de Papantla: Veracruz tiene su Escuela de Niños pájaros

Tlacotalpan, Perla del Papaloapan

También es conocida como la Perla del Papaloapan, pues emerge de los alrededores de este río y tiene una estructura urbana y arquitectura que preservan el más puro estilo neoclásico de los siglos XVIII y XIX, fusionando tradiciones españolas y caribeñas.

La hermosura de su Centro Histórico le hizo ganar el nombramiento de Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1998. Entre sus atractivos arquitectónicos, destacan la Capilla de Nuestra Señora de la Candelaria, que se ubica en el centro, y algunos edificios históricos como el Museo Salvador Ferrando y el Teatro Nezahualcóyotl.

Capital del Son Jarocho

Pero el aura mágica que envuelve a sus visitantes no sólo está en su estructura urbana o sus edificios, sino que se debe también a los ritmos del lugar, pues, al tener un legado colonial, se ha convertido en la capital del Son Jarocho. Este, ritmo cuyos orígenes se remontan al siglo XVIII, es producto del mestizaje y expresiones musicales indígenas, africanas y europeas.

Durante el siglo XIX se dio el auge de este ritmo, y las hermosas melodías de instrumentos de cuerda (jarana, requinto o guitarra de son y leona) y de percusión (pandero, quijada de burro y marimbol) además del zapateado en tarima, encontraron en  Tlacotalpan  un escenario idóneo para su reivindicación en la década de los años 70.

Es así como actualmente el Son Jarocho vive una época de esplendor en México, y es reconocido a nivel internacional gracias a su valor histórico y a la complejidad de su música. Al visitar este rincón veracruzano, los turistas pueden disfrutar de las composiciones que entrelazan siglos de transformación cultural y que reúne cantos y bailes donde sus habitantes han sabido plasmar su alegría para compartirla. 

Como si la arquitectura y la música no fueran motivo para viajar a Tlacotalpan, es una joya gastronómica, pues ofrecen una gran variedad de platillos que conjuntan los sabores más tradicionales de la región. Entre los platillos más característicos están:

  1. Pescado fresco como el tapado de jolote (bagre), en manteca de cerdo y hoja santa. Un manjar en Tlacotalpan.
  2. Las tortitas de tismiche (larva o sardinilla, cría de varios peces de escamas).
  3. El tamal de cazuela, hecho de jolote, y hoja santa.
  4. Piripituche o caldo de camarón y  jaiba.
  5. El canate (pato migratorio)  al mojo de ajo; o probar las clásicas empanadas de camarón y arroz a la tumbada.
  6. Toritos de jobo, una bebida dulce con base en esta fruta regional y licor de caña.

En la ribera del Papaloapan encontrarás lugares perfectos para degustar de la gastronomía regional, con pescado fresco en un entorno natural memorable. Para cerrar, puedes disfrutar en Tlacotalpan un paseo en lancha por el río. Este recorrido te ofrecerá una singular perspectiva del pueblo y disfrutarás del contraste que ofrece el espejo de agua, la arquitectura y las pintorescas casas que adornan el paisaje urbano con sus alegres portales.



Back to top button