¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Paseos

Papantla: tierra de la vainilla y los hombres pájaro

Este inigualable destino de Veracruz se halla a sólo 3 horas y media de la CDMX

¿Hay algo mejor que ver a los voladores de Papantla en su tierra natal? Sí, el confinamiento por la actual pandemia ha sido duro, pero es posible darte unas escapadas cumpliendo todas las medidas sanitarias y de seguridad para evitar contagios. 

Y este poblado de Veracruz es uno de esos lugares ideales no sólo por su cercanía con la CDMX —unas tres horas y media—, también porque cuenta con una amplia oferta de naturaleza, cultura y experiencias inolvidables.  

Papantla es ideal para escaparte un fin de semana y reactivarte física y mentalmente. Por eso te presentamos algunas actividades y lugares imperdibles para que admires como nunca la mundialmente famosa tradición de los hombres pájaro —y de paso compres la mejor vainilla del planeta—.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Karina | Travel | México (@miss.pueblosmagicos)

Ciudad del Trueno

Hace varios siglos El Tajín —“el trueno”, en totonaca— fue una de las ciudades de Mesoamérica más importantes de su época —periodo Epiclásico, entre los años 600 y 900 d.C.—; por eso, esta zona arqueológica es una de las más representativas de la costa norte de Veracruz.

Noticias relacionadas

Esta antigua ciudad cuenta con 17 juegos de pelota —el mayor número de este tipo de lugares en la región— y allí se privilegiaron los espacios abiertos delimitados por templos, relieves, nichos y pinturas murales.

Te aconsejamos recorrer esta ciudad sagrada en compañía de un guía, quien te llevará hasta la llamada Pirámide de los Nichos, que posee 365 tableros que componen sus fachadas y que se encuentra en un muy envidiable estado de preservación. 

Epicentro del vuelo

En el centro del Pueblo Mágico de Papantla, que significa “Luna nueva” para la comunidad originaria Tuzapán, un obligado es el mural escultórico dedicado a la cultura totonaca, realizado por Teodoro Cano García.

La Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción es otro importante referente del centro papantleco; es una construcción franciscana del siglo XVI que identificarás de inmediato por su nave en forma de cruz.

En la punta del cerro se puede apreciar la panorámica más bella de la ciudad. Y es precisamente allí donde se halla el Monumento al Volador

La parada gastronómica y sensorial

El Mercado Hidalgo es el lugar ideal para conocer los sabores de Papantla. Y hay para escoger: taquerías y/o puestos ambulantes con platillos típicos como bocoles rellenos, bollos de anís, camarón con pipián, gallina, frijoles en alchuchut, tamales de masa colada y zacahuil. Y muchas más delicias. 

Además, en este mercado podrás adquirir artesanías totonacas, como abanicos, bolsas, cerámica, figuras de barro, sombreros, textiles, productos de madera e incluso artículos realizados con vainilla, principal cultivo de la zona.

El descanso merecido

Si bien el vuelo de los voladores lleva tu conciencia a otras altitudes, Papantla también cuenta con un sitio para reconectarte en los planos físico y mental. Nos referimos a la Playa de Papantla, ubicada a escasos 35 minutos del centro.

Con diversas actividades de descanso, como palapas, hamacas, cabañas rústicas y restaurantes, las Villas de Chichinit son un sitio eco-turístico destinado a la preservación de las tortugas marinas. 

Ahora ya lo sabes: Papantla es una región con mucha historia, color, sabor, tradición y una de las mejores opciones para, si te animas, escaparse el fin de semana. Si no, ve preparando las maletas poco a poco para cuando te sientas más seguro para viajar.



Back to top button