¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Paseos

Las Coloradas: el rostro rosa del turquesa caribeño

Entre marzo y agosto, la mejor temporada para visitar este destino de Yucatán

Si al recordar el Caribe mexicano visualizas la arena blanca y el azul turquesa del mar, permítenos mostrarte un nuevo rostro de este paraíso: Las Coloradas, un lugar único en el planeta.

¿Por qué es tan singular? La arena dorada, el contraste con la bóveda celeste y los atardeceres de ensueño parecerían un lugar común… excepto por el espejo del agua color rosa

Sí, en La Coloradas las aguas son completamente rosadas. Pero también déjanos comentarte que la magia inicia antes de llegar a este lienzo rosa, pues en el camino encontrarás dunas de arena y montañas de sal de un excepcional color blanco. 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Turismo las coloradas (@turismolascoloradas)

Noticias relacionadas

El camino a Las Coloradas

Una recomendación que quizá agradecerás después: antes de comenzar la infaltable sesión de fotos increíbles, podrías seleccionar con tranquilidad y esmero un lugar y contemplarlo mientras tus sentidos se reconectan con la naturaleza. Tú sabras cuando sea el tiempo perfecto para asentarte.

Para el recorrido, lo mejor sería tener la compañía de un guía, pues te explicará el “telón de fondo” de la magia rosa que verás: ese tono del agua se logra cuando se conjugan tres factores: la alta concentración de sal —que era recolectada a mano por las comunidades mayas—, la proliferación de unos microorganismos llamados halófilos —con membranas de color rosa que pigmentan el agua— y la variación de la luz solar.

Estas condiciones materiales —que allí parecen etéreas— se cumplen mucho mejor entre los meses de marzo y agosto, de preferencia al mediodía, cuando el Sol potencia el rosa de Las Coloradas. 

En medio de esta explosión cromática, la vida bulle: en charcas ubicadas en pueblos aledaños, podrás avistar flamencos, especie que adquiere una tonalidad rosada por comer precisamente halófilos.

La antesala

La comunidad de Río Lagartos es la primera escala más disfrutable en este camino hacia el rosa caribeño de Las Coloradas. Allí no sólo hay tours a la playa, sino la posibilidad un recorrido en barco a través de la ría para admirar los flamencos rosas y cocodrilos.

Además, si te gusta la actividad física, también existe la posibilidad de practicar la pesca deportiva, tomar un baño de barro maya o nadar en la playa virgen de Cancunito, localizada a 15 minutos de Las Coloradas.

Vale la pena detenerse un poco en Cancunito. La relajación que alcanzarás dentro de sus aguas en tonos azules y la arena extremadamente suave y blanca —debida a su cercanía con la Riviera Maya—, te harán sentir en un paraíso escondido. 

Para reponer las energías que se mueven ante este lugar edénico, nada mejor como probar el menú de los restaurantes de Río Lagartos, donde hallarás platillos de pescado y mariscos frescos, eso sin contar la gastronomía tradicional yucateca.

Con el fin de que te sientas seguro, el Gobierno de Yucatán ha implementado estrictas medidas y protocolos de bioseguridad, que cuentan con el aval internacional Safe Travels (Viaje Seguro) del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés).

Consejos para disfrutar Las Coloradas 

  • Para no alterar el ecosistema y proteger tu piel de la alta concentración salina, no puedes nadar en la playa Las Coloradas. 
  • Usa protector solar biodegradable.
  • Lleva sombrero para protegerte del Sol.



Back to top button