¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Paseos

Egipto: encuentran gran ciudad perdida bajo la arena

Esta metrópoli antigua tiene una edad de tres mil años

Si te gusta viajar y también amas la arqueología, te tenemos buenas noticias para tu próximo viaje a Egipto: el Gobierno de ese país anunció el hallazgo, en la monumental zona arqueológica de Luxor, de una gran ciudad de unos tres mil años de antigüedad.

Enterrada bajo la arena de ese insondable desierto, perdida durante milenios, esta metrópoli se encuentra en un casi perfecto estado de conservación y es “la mayor ciudad jamás encontrada en Egipto (…)  las capas arqueológicas han permanecido intactas durante miles de años, como si sus antiguos residentes las hubieran dejado ayer mismo”, aseguró el Ministerio de Turismo y Antigüedades en un comunicado. 

Situada en el Nilo, la ciudad ancestral es el “mayor asentamiento administrativo e industrial de la era del Imperio egipcio en la orilla occidental de Luxor”, destacó la dependencia.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de La-Lista (@lalistanews)

“Las calles de la ciudad —que fue nombrada El Ascenso de Atón— están flanqueadas por casas, con piedras en sus muros de hasta tres metros de alto”, aseguró el arqueólogo Zahi Hawas, al frente de la misión responsable del hallazgo.

El Ascenso de Atón estuvo activa durante los reinados de faraones de la Dinastía XVIII, como Amenhotep III o Tutankamón.

Casi intacta

De acuerdo con Betsy Brian, profesora de Egiptología de la universidad estadunidense John Hopkins, citada en el comunicado, “esta ciudad perdida es el segundo descubrimiento arqueológico más importante desde el hallazgo de la tumba de Tutankamón”. 

De hecho, está tan bien preservada que “sus muros (están) casi completos y con estancias llenas de objetos de la vida cotidiana“, indicó el Ministerio de Turismo y Antigüedades.

El Ascenso de Atón permitirá arrojar luz sobre “unos de los más grandes misterios de la historia: ¿por qué Akenatón y Nefertiti decidieron trasladarse a Amarna?”, la región donde se construyó una nueva capital imperial en el siglo XVI antes de Cristo, aseguró Betsy Brian.

La sorpresa

Las excavaciones comenzaron en septiembre de 2020 en búsqueda del templo mortuorio de Tutankamón, en el área entre dos templos, uno dedicado a Amenhotep III y otro para Ramsés III, en Luxor.

Sin embargo, a las dos semanas de iniciados los trabajos llegó la sorpresa: de la arena emergieron ladrillos de adobe por todas partes y los arqueólogos comenzaron a desenterrar la gran ciudad.

Las áreas descubiertas hasta ahora son una panadería, una gran cocina con hornos y piezas de cerámica para el almacenamiento de alimentos y un barrio administrativo y residencial.

Lo más probable es que la urbe tuviera una función defensiva, pues “estaba cercada por un muro en zigzag, con un único punto de acceso”.

También se localizó un área de trabajo con moldes para la producción de amuletos y objetos decorativos, así como un espacio donde se fabricaron ladrillos utilizados en la construcción de templos que portan el sello con el nombre el faraón Amenhotep III. 

Con información de EFE



Back to top button