¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Paladar

Amaranto, una alegría para la salud

La semilla de este superalimento posee entre 13 y 19% de proteína de buena calidad, mientras que sus hojas tienen un alto contenido de calcio y vitamina C

Cuando hablamos de amaranto es inevitable pensar en la ‘alegría’, sí ese dulce típico mexicano. Sin embargo, este cereal representa mucho más, pues es rico en nutrientes y trae grandes beneficios a la salud. Y, justamente, por su valor nutricional ha sido reconocido como un alimento del futuro. 

Orgullosamente mexicano

El amaranto no solo está intrínsecamente ligado a la alimentación mexicana, sino también a la tradición y cosmovisión de las culturas prehispánicas.

Y es que el cultivo de amaranto fue uno de los más antiguos de Mesoamérica, pues se domesticó desde hace más de cuatro mil años, mediante sistemas agrícolas tradicionales como la milpa y las chinampas.

Además de ser básico en la dieta mesoamericana, era utilizado en rituales religiosos, ya que los aztecas lo utilizaban para la elaboración de panes con miel de maguey, los cuales tenían la forma de sus deidades, como Quetzalcóatl y Tláloc.

Hoy en día, los principales estados productores de amaranto son Puebla, Tlaxcala, Estado de México, Ciudad de México, Oaxaca y Morelos.

Noticias relacionadas

Alto valor nutrimental

El amaranto aporta numerosos beneficios a la nutrición de las personas, tanto por sus semillas, como por sus hojas. Informes de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) indican que la semilla de amaranto posee entre 13 y 19% de proteína de buena calidad y alta biodisponibilidad. Mientras que las hojas de amaranto presentan un alto contenido de calcio, magnesio y vitamina C.

“Es un alimento muy nutritivo por su alto contenido de magnesio, proteína y fibra, por ello, es importante revalorar su consumo a fin de variar nuestra dieta. Si bien, comúnmente lo disfrutamos en forma de dulce, en realidad podemos aprovechar tanto la semilla como las hojas en múltiples preparaciones, ya que su sabor es ideal para incluir en sopas, guisados y risottos”, asegura la líder de nutrición para Unilever México y el Caribe, Georgina Gómez.

De acuerdo con el Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica, el amaranto comparte características de cereales (arroz, trigo, maíz) y leguminosas (frijol, soya, chícharos). Además, contiene aminoácidos esenciales que no tienen cereales y otros que no están presentes en leguminosas.

Por ello, nutricionalmente, es considerado como una mezcla natural de cereales y leguminosas. También ha sido reconocido por sus altos contenidos de vitaminas (riboflavina, niacina), minerales (calcio y magnesio) y de escualeno presente en el aceite de amaranto. Las investigaciones han mostrado que el escualeno tiene un efecto benéfico para reducir los niveles de colesterol en sangre.

Además, es un alimento nutracéutico o funcional (alimentos que más que nutrir ofrecen beneficios a la salud), se debe a que en sus proteínas se encuentran secuencias específicas de aminoácidos que al ser digeridos por el tracto gastrointestinal o por procesos de preparación de alimentos, estas secuencias específicas de aminoácidos son absorbidas y llevadas a órganos y/o tejidos específicos donde ejercen su acción en pro de la salud.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, el amaranto contiene más proteínas que el maíz y el arroz, y 80% más que el trigo; las vitaminas A, B, C, B1, B2 y B3; ácido fólico, calcio, hierro y fósforo, y es rica fuente de aminoácidos como la lisina. Es así uno de los alimentos más completos.

También te puede interesar: 3 beneficios del mango, ¡disfrútalo en pro de tu memoria!

Amaranto, un cultivo sustentable

Reconocido por su valor nutricional y sustentable, el amaranto fue incluido en la lista de los 50 Alimentos del Futuro, elaborado por la marca Knorr y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), en colaboración con el Centro de Salud Pública y Nutrición en la Universidad de Washington.

Además, destaca especialmente por su bajo impacto ambiental, ya que puede ser cultivado en cualquier lugar sin requerir mucha agua y logra crecer incluso frente a condiciones climáticas adversas como sequías.

Tres deliciosos platillos
  • Hot cakes con amaranto y fresa
  • Camote gratinado con amaranto y mie
  • Atole de amaranto



Back to top button