¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Paladar

5 ensaladas ricas y nutritivas. ¡Comienza con energía tu semana!

Es fundamental que los adultos mayores ingieran ensaladas frescas y nutritivas para ayudar a su organismo a funcionar de manera correcta

Te compartimos algunas recetas de ensaladas muy nutritivas, aunque fáciles de preparar, para mantener tu salud en óptimas condiciones, sobre todo si tuviste un fin de semana un poco “culposo” y alejado de tu acostumbrado régimen alimenticio. Recuerda: siempre es esencial mantener el balance de nutrientes.

En cuestión de sabores, las ensaladas son una gran opción cuando buscas perder pesomejorar tu alimentación o simplemente tus actividades diarias y laborales te dejan poco margen de tiempo para preparar tus platillos. Te compartimos algunas opciones rápidas y ricas en nutrientes.

También te puede interesar: 3 claves para elegir alimentos seguros sin enfermar en el intento

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de La vida en Brasas (@lavidaenbrasas)

Noticias relacionadas

5 ensaladas benéficas para tu salud

De alimentos marinos 

Los camarones, carne de cangrejo, sardinas, salmón o atún son excelentes opciones del mar para incrementar los ácidos grasos (omega 3) en tu organismo. Así que te aconsejamos preferir estos alimentos marinos en su presentación fresca (ten cuidado cuando sea temporada de calor).

Los mariscos también pueden evitar trastornos del estado de ánimo como la ansiedad y la depresión, y mantener a raya la presión arterial alta (aunque hay excepciones). Los mariscos se pueden combinar con mayonesa baja en grasa, apio o lechuga, y sazonarlos al gusto con sal y pimienta para realzar aún más el sabor.

De frutas típicas

Todas las frutas contienen nutrientes como magnesio, vitamina C y potasio, sustancias que fortalecen tu sistema inmunológico (inmune), mejora tu piel y protege tu corazón. 

¿Qué te parecen algunos gajos de naranja, manzanas en rodaja, fresas y uvas en hojas frescas de lechugas o espinacas? También puedes disfrutarlas solas como un rico postre. Eso sí, evita ingerir las frutas en almíbar o en conserva, lo ideal es comerlas al natural y de temporada.

De espinacas

A medida que las personas llegamos o pasamos los 50 años de edad, es más probable que desarrollemos ciertas condiciones como anemia por deficiencia de hierro, que a su vez puede estar relacionada con afecciones de salud preexistentes o efectos secundarios de medicamentos.

Por eso, una rica ensalada de espinacas frescas no sólo incrementará las cantidades de hierro en la sangre, también apoyará tu digestión y saciará tu hambre. La puedes comer con ajonjolí fresco, un poco de aderezo y listo. ¡Nunca olvides desinfectarlas!

Te puede interesar: Hamburguesa con avena y verduras, un capricho para el fin de semana

De papas

Fácil de preparar, la ensalada de papa es una abubdante fuente de vitamina C, potasio, fibra dietética y vitamina B-6. Todo lo que debes hacer es hervir algunas papas en cubitos y combinarlas con mayonesa baja en grasa, cebolla, apio, jamón de pavo o pollo deshebrado. 

La ensalada, ya sea tibia o fría, puede ayudar a mantener una presión arterial saludable debido a su alto contenido de potasio y su contenido de vitamina C, que respalda un sistema inmunológico saludable.

De quinoa

La quinoa tiene un contenido generoso en fibra y potasio, que pueden prevenir el edema y la presión arterial alta. Además, es una gran fuente de proteínas, elementos importantes para una función muscular óptima. También colabora en la cicatrización de las heridas y evita que las personas adultas mayores se fatigan y se debiliten.

Lo primero que debes hacer es enjuagar la quinoa bajo el agua corriente de la llave por dos minutos. Luego déjala escurrir, mientras calientas una sartén. Enseguida coloca una cucharada de cúrcuma y la quinoa, déjalas cocer apenas un minuto sin dejar de revolver. Luego echa un chorrito de aceite de oliva y muévelo.

Vierte dos vasos de agua, sal y pimienta. Deja a fuego lento hasta que esté cocida. Y mientras, corta un jitomate, medio aguacate, diez aceitunas sin hueso y tres cucharadas de queso panela cortado en cubos.

Revuelve todos los ingredientes y después haz la vinagreta, con una cucharada de miel, otra cucharada de vinagre de manzana, una cucharadita de jengibre rallado y media cucharada de salsa de soya

Recuerda que los ingredientes debes ser frescos, estar limpios y cuando no termines tu ensalada, deberás refrigerarla. Incorpora más ensaladas a tu dieta, disfruta tus alimentos y llénate de energía.



Back to top button