¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Paladar

3 consejos para maridar tus platillos con mezcal

Descubre nuevas e inolvidables mezclas de comida con esta espirituosa de gran tradición en México

El mezcal es ya un nuevo clásico. Junto con el tequila y la raicilla, es uno de los destilados de agave más populares y vendidos en México y otros países; esta bebida espirituosa también puede combinar con muchos platillos, no sólo con la botana.  

Su tradición ancestral le da la fuerza y el carácter necesarios para que en los años recientes se haya convertido en toda una experiencia gastronómica que se puede acompañar con diferentes sabores.

Recuerda lo que dicen los expertos catadores, chefs y enólogos: no se trata de maridar (combinar bebidas y comida) caros y lujosos productos; el meollo del asunto está en obtener combinaciones que a ti te gusten y que generen un delicioso equilibrio —o contraste, depende tus gustos— en tu paladar.

Por eso, la marca Señorío Mezcal te brinda algunos consejos muy útiles —además de deliciosos— para que descubras otro mundo de deleites entre el mezcal y los platillos que tanto disfrutas: 

Noticias relacionadas

1. Identifica los sabores que se parecen

Si tu mezcal tiene notas cítricas —que en boca descubras sabores como mandarina o limón—, puedes combinarlo con una receta que incluya naranja o que en su preparación se incluya algún ingrediente similar. 

Recuerda: hallar gustos similares puede acentuar o potenciar sabores y aromas. La combinación que logres así será ideal.

2. Las posibilidades son infinitas

Los sabores no deben ser similares siempre. Si te gustan los sabores agridulces, por ejemplo, bien puedes maridar por contraste, es decir, acoplando sabores totalmente distintos entre sí, pero que se complementan. 

Aunque tu mezcla parezca “descabellada”, en tu paladar puede ser lo más armoniosa posible. 

Recuerda: el único consejo con este tipo de maridaje es que la bebida no opaque el sabor del platillo ni viceversa.

3. Intérnate en tu bebida

Si bien el mezcal se obtiene se distintas variedades de maguey, lo que le da distintas cualidades y notas de sabor, te aconsejamos conocerlas bien para que puedas realizar un mejor maridaje con los platillos.

Recuerda: más sabe el diablo por viejo…

Ahora ya lo sabes: tu mezcal puede ser la “pareja” perfecta para delicias como una botana oaxaqueña de quesillo, chapulines y memelas o un pescado a la talla, unos camarones al mojo de ajo, una cochinita pibil o un buen corte de carne.

Incluso, también puede maridarse con el postre, como un chocolate amargo, un brownie o soufflé, o incluso con helado de chocolate con nuez. Mientras te guste a ti, está muy bien.



Back to top button