¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Noticias

Pila bautismal que estaba en poder de Estados Unidos regresa a México

La pila bautismal y su aspersor de agua, ambos del siglo XVIII, fueron entregados a México en un acto oficial celebrado en el Consulado de Tucson, en Arizona

Una pila bautismal y su aspersor de agua bendita, ambos del siglo XVIII, pertenecientes a la Misión de Caborca, en Sonora, fue devuelto a México tras permanecer durante décadas en territorio de Estados Unidos. El objeto eclesiástico fue entregado en Tucson, Arizona.

Participaron en la entrega:

  • La Secretaría de Cultura del Gobierno de México.
  • El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).
  • La Sociedad Histórica de Arizona.
  • La Diócesis de Nogales.

Te puede interesar: Egipto: encuentran gran ciudad perdida bajo la arena

Sobre este hecho, Alejandra Frausto Guerrero, secretaria de Cultura del Gobierno mexicano, señaló que “el retorno de la pila bautismal acredita los esfuerzos de la Presidencia por el reconocimiento y valoración del patrimonio cultural de México, por lo que las instituciones y organismos presentes en esta jornada refrendan su compromiso por seguir impulsando la conservación y divulgación del patrimonio cultural de México y de Estados Unidos”. 

“La pila bautismal forma parte de la gran historia de las Misiones de la Pimería Alta, a las que pertenece Caborca; y asegura que, tras esta entrega a México, a la Misión de Caborca, actualmente Templo de la Purísima Concepción, la pieza será exhibida al público guardando en todo momento los protocolos de seguridad y salud”, refirió por su parte el director general del INAH, Diego Prieto Hernández.

Te puede interesar: El Zangarro, un templo que emerge del agua por la sequía 

¿A dónde regresaron la pila bautismal?

La entrega oficial de estos bienes culturales se llevó a cabo en un acto celebrado en el Consulado de Tucson, en Arizona (Estados Unidos), en la que participaron el director administrativo de la Sociedad Histórica de Arizona, Bill Ponder; el coordinador nacional de Museos y Exposiciones del INAH, Juan Manuel Garibay López; el director del Centro INAH Sonora, José Luis Perea González, y el cónsul general de México en Tucson, Rafael Barceló Durazo, como garante de esta entrega. 

El otro bien cultural, complemento de la pila, es un aspersor de agua bendita, fabricado en cobre en el siglo XIX, con un asa para facilitar su uso dentro de las actividades que realizaban los clérigos; también fue labrado a mano. 

Te puede interesar: ¿Capilla Sixtina mexicana? Descúbrela en el poblado guanajuatense de Atotonilco

Durante la recepción de ambas piezas, se destacó la importancia de la colaboración entre México y Estados Unidos en la preservación del patrimonio cultural compartido, como es el caso de las misiones de la Pimería Alta, las cuales representan un vasto patrimonio conformado por su arquitectura, órdenes religiosas, documentación histórica, expresiones estéticas, tradiciones indígenas y culturales.

Estas misiones se encuentran en Arizona y Sonora, y han sido motivo de múltiples estudios y proyectos arqueológicos, arquitectónicos, antropológicos y de restauración.



Back to top button