¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Noticias

Neuromodulación: marcapasos contra la incontinencia urinaria

Este aparato utilizado para el corazón, también se coloca en la vejiga

La edad es el principal factor para desarrollar la incontinencia urinaria, que se define como la pérdida involuntaria de orina, condición que genera problemas laborales, sociales, sexuales y familiares. Y cerca de 35% de los adultos mayores la padecen.

Tanto mujeres como hombres pueden desarrollarla, aunque es más común en ellas. Sin tratamiento adecuado y certero, la incontinencia puede generar depresión y una diversidad de problemas físicos y emocionales.

Entre los síntomas de la incontinencia urinaria están:

  • Escapes de orina durante las actividades cotidianas, como levantar objetos, agacharse, toser y estornudar o hacer ejercicio.
  • Sentir un impulso repentino y fuerte de orinar de inmediato, con mucha urgencia.
  • Pérdida de orina sin previo aviso ni sentido de urgencia.
  • Orinarse frecuentemente en la cama.
  • No poder llegar al baño a tiempo por la pérdida de orina. 
  • Sensación de no vaciar por completo la vejiga.

La cirugía de neuroestimulación

Una gama de medicamentos, ejercicios pélvicos y uso de protectores (tipo calzón o pañal) son algunos de los tratamientos que se utilizan comúnmente para hacer frente a la incontinencia. No obstante, no resuelven el problema médico.

Noticias relacionadas

Arturo García Mora, especialista en Urología Funcional, Reconstructiva, Urodinamia y Neurourología, indica que existe una novedosa opción para controlar la incontinencia urinaria: la cirugía de neuroestimulación, mediante la que se coloca un neuromodulador. Es decir, un marcapasos.

El pequeño equipo controla la función de la vejiga; su aplicación es quirúrgica y le permite al paciente recuperar el control de sus esfínteres por cerca de siete años.  

Siempre es importante consultar al médico y evitar remedios caseros, pues la incontinencia urinaria tiene diversos orígenes:

  • Obesidad
  • Múltiples embarazos
  • Diabetes mal controlada
  • Demencia
  • Lesiones en la columna vertebral, entre otros



Back to top button