¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Noticias

¡Habrá lluvia de estrellas! Dónde, cuándo y cómo verlas

Como cada verano, la Tierra atraviesa el rastro de polvo que deja el cometa Swift-Tuttle, lo que produce una lluvia de estrellas conocidas como Perseidas

Esta es una buena oportunidad de ver la lluvia de estrellas llamada Perseidas que comenzaron a verse desde julio, pero seguirán hasta el 24 de agosto. ¿Cuándo se verá en México? ¡Enseguida te decimos!

También te puede interesar: Botas de lluvia: 3 consejos para que sigas saltando charcos sin miedo

Falta poco para la lluvia de estrellas

A la lluvia de estrellas Perseidas (su nombre proviene de Perseo) también se le conoce, en los países católicos, como: “Lágrimas de San Lorenzo” porque justamente el 10 de agosto se celebra su santoral.  

Los días de mayor visibilidad de esta lluvia de estrellas (que más bien son meteoros) será entre el 11 y el 13 de agosto; en México, la mejor visibilidad ocurrirá entre las ocho y 11 de las noches de esos tres días: 11, 12 y 13 de agosto. 

Noticias relacionadas

La última vez lluvia de estrellas fue el 11 y jueves 12 de noviembre 2020. Fueron las ‘bolas de fuego’ Táuridas, un inusual fenómeno astronómico, pero como cada año, las Perseidas harán su presencia en la tierra, gracias al polvo y rocas que deja tras de sí el cometa Swift-Tuttle.

¿Qué necesitas para verlas?

No se requiere ningún instrumento telescópico para observarlo, simplemente tienes que:

  1. Salir de casa entre las 12 de la noche y las 4 de la mañana
  2. Las noches del 11, 12 o 13 de agosto
  3. Mirar hacia el firmamento
  4. Evita los alumbrados públicos o los focos muy luminosos, pues no te permitirán ver adecuadamente el paso de los meteoros 
  5. La Luna estará brindando poca iluminación

¿Qué es la lluvia de estrellas?

La llamada lluvia de estrellas está compuesta por meteoros de diferentes tamaños y polvo estelar. El fenómeno que, usualmente, los humanos podemos apreciar se debe a los fragmentos que dejaron a su paso algunos cometas que pasaron por la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Y allí se quedaron “atrapados”.

Entonces, cuando la Tierra atraviesa dicha nube de fragmentos, estos entran a la atmósfera con una velocidad de 4 a 8 kilómetros por segundo, lo que provoca que se incendien y, en consecuencia, liberen luz.



Back to top button