¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Finanzas

Siempre es tiempo de ahorrar

Las grandes inversiones no son necesarias, sino constancia y un monto fijo. ¡Haz crecer tu patrimonio!

¡Ahorrar por supuesto que es posible! No requieres de grandes sumas y puedes comenzar con un monto fijo. Solo toma en cuenta que la clave es la constancia.

Recomendaciones básicas

La idea central es que con el ahorro alcances tus metas y hagas crecer tu patrimonio; sólo cuida que tu nivel de gastos y deudas no sean un impedimento para ir guardando dinero para tu futuro.

¡Puedes iniciar con 20 pesos al día y para el final del año tendrás 7 mil 300 pesos; si ahorras durante cinco años consecutivos, obtendrás: 36 mil 500 pesos. ¡Muy buenos!

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Banco de México (@banco_de_mexico)

Al respecto, el Banco de México te brinda estas recomendaciones que bien vale la pena seguir:

Noticias relacionadas
  • Paso 1. Identifica cuáles son las formas en las que acostumbras ahorrar o invertir y anota el monto que tienes en cada uno de estos rubros. Por ejemplo, puedes ahorrar en tu alcancía, cuenta bancaria, tanda, caja de ahorros o diferentes divisas.
  • Paso 2. Haz un recuento de las cosas que puedas considerar una inversión por el monto de su valor comercial y su posibilidad de venta (joyería, inmuebles en renta o venta, alquiler de vehículos, etcétera) y averigua su valor actual.
  • Paso 3. Obtén el total, por ejemplo: en joyas tengo 3 mil pesos, más la tanda serán otros 5 mil pesos y en mi alcancía tengo mil pesos. Cuando termines cada rubro, calcula el total y observa cuánto dinero tienes y hacia dónde quieres llegar.
  • Paso 4. Cada dos meses observa cómo variaron los saldos durante el periodo y detecta en qué rubros registraste más movimientos y cómo puedes hacer ajustes. No se trata de tener y gastar, sino de tener y ahorrar. ¡Mantén eso en mente!
  • Paso 5. Sana tus finanzas a fin de conocer cómo asignas tus ingresos al gasto, al ahorro y a la inversión; haz un diagnóstico de cómo está tu salud financiera cada cuatrimestre.

Recuerda que tus recursos disponibles (después de gastar, ahorrar e invertir) te indicarán si estás en posibilidades de adquirir nuevas deudas/inversiones o proyectos.



Back to top button