¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Finanzas

Oldpreneurs: cómo emprender después de los 50

Para emprender no hay edad sino experiencia y contactos

¿Habías escuchado o leído la palabra oldpreneurs? Es una palabra en inglés que se refiere a un emprendedor “maduro”. Es decir una persona mayor de 50 años o más que se inicia en el mundo de los negocios y no lo hace nada mal. ¡El éxito está allí!

También te puede interesar: ¿Pensionado o jubilado? Vuélvete un emprendedor maduro, ¡sí se puede!

Oldpreneurs, para emprender no hay edad

La esperanza de vida está en incremento, y en México así como en el resto del mundo, las personas tras su jubilación llegan a vivir entre 20 y 30 años más. Por ello, cada día hay más empresarios que comienzan a madurar sus negocios, o simplemente a emprenderlos, a sus 50 años.

Así, los oldpreneurs son personas que tienen un capital para invertir y además, cuentan con la experiencia y el tiempo para darle a su “negocio” todo lo que requiere para que sea exitoso.

La juventud no siempre juega a favor del emprendedor, hay veces que la clave del éxito está en la madurez y en las experiencias vitales que se llevan acumuladas. De hecho, en Reino Unido un 70% de los negocios puestos en marcha por mayores de 50 años sobreviven pasados cinco años desde su creación. En el caso de negocios creados por jóvenes las cifras de supervivencia después de cinco año se limitan al 28 por ciento.

¿Cómo emprender después de los 50?

A fin de aprender a tus 50 años es necesario que realices los siguientes pasos:

  1. El mercado no es como hace 40 años. Hoy en día existen diversos tipos de negocios que no son como cuando eras joven. Hoy en día, hay tiendas que ofrecen sus productos o servicios sin un local físico establecido. También checa el papel que tienen las redes sociales para conseguir productos o servicios, así que es importante que las conozcas y las manejes. ¡Sin miedo a la tecnología!
  2. Toma en cuenta tus habilidades y experiencia. La experiencia es de gran valor para iniciar un negocio, eso nadie lo duda. Así que revisa tus cualidades para la ejecución de ciertas tareas, pero también tienes experiencia en cómo se mueve el mercado. En caso que requieras mayor conocimiento de algún tema, toma un curso y capacítate.
  3. Actualiza tus contactos. A tus 50 años cuentas con un gran número de contactos que te pueden ayudar el distintos momentos de la creación de tu emprendimiento. Ellos, gustosos te pueden orientar o dar algún consejo para que inicies con mayor solidez. Además, los contactos también pueden ser tus clientes. ¡No dejes de ponerte en contacto con ellos, te sorprenderán lo que pueden hacer por ti y tu negocio!
  4. Contrata. No solo bastan las ganas que tengas para emprender, también debes rodearte de un equipo que te ayude a darle forma a tus sueños. Recuerda que no debes cargar en tus hombros todo el trabajo para arrancar, ejecutar o consolidar tu negocio.
  5. Ponte metas. Antes de iniciar tu negocio crea una planificación de metas a corto, mediano y, por supuesto largo plazo. Con ellas te darás cuenta si estás llegando al objetivo que deseas y también te darán la oportunidad de hacer, con tiempo, los ajustes que necesitas para no caer en la bancarrota o bien a tener un poco de caos en algún momento de la gestión de tu empresa.



Back to top button