¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Finanzas

¿Puedes ser mi fiador? Esto es lo que debes saber antes de aceptar

Toma en cuenta que, al decir sí, te comprometes a garantizar el cumplimiento de las obligaciones contraídas por el arrendatario

¿Un amigo, conocido o familiar está por rentar un inmueble y te pidió ser su fiador? Antes de tomar una decisión, es importante que sepas las responsabilidades que conlleva aceptar.

¿Qué es un fiador?

Un fiador es aquella persona que se comprometen a garantizar el cumplimiento de cada una de las obligaciones contraídas por el arrendatario. Entre ellas, el pago oportuno de la renta, explica el socio del despacho BRRH Abogados, Arturo Rodríguez Habeica.

Pero, ¿cómo se respaldan esas obligaciones? La forma de hacerlo es a través de un bien inmueble (libre de gravamen) que el fiador deja en garantía. Así como la firma de un contrato de arrendamiento.

De acuerdo con el experto, el fiador no puede ser obligado a pagar sin que antes, dicho deuda sea requerida al arrendatario y se haga la debida excusión de sus bienes.

Importancia del contrato

Respecto al contrato de arrendamiento, el analista Real Estate de Propiedades.com, Leonardo González, explica que es fundamental que en dicho documento se consideren las reglas de uso del inmueble, normativas de mantenimiento y el ajuste inflacionario de precios.

En este último punto, es importante que tanto el fiador como el inquilino, revisen que el aumento de la renta sea entre la inflación y un máximo de 10 por ciento.

También te puede interesar: Asegurar tu casa contra fenómenos naturales ¿gasto o inversión?

Requisitos para ser fiador

El sitio de Legal Global Consulting menciona que para ser fiador es importante tener a la mano y actualizados ciertos documentos. Por ejemplo:

  • Identificación oficial vigente
  • Escrituras del inmueble (libre de gravamen)
  • Último recibo de predial y agua
  • Solicitud de póliza jurídica llena
  • Acta de matrimonio (en caso de requerirse)

Antes de firmar como fiador         

El día de la firma del contrato de arrendamiento, es importante que tú como fiador, el inquilino y el propietario corroboren que el documento mencione lo siguiente:

  • Qué y quién va rentar la propiedad
  • Las cláusulas indispensables y adicionales
  • La descripción del inmueble
  • La garantía para el cumplimiento de las obligaciones

Diferencia entre aval y obligado solidario

Cuando de contratos de arrendamiento se trata, además de fiador se suelen emplear los términos: aval u obligado solidario. Sin embargo, los expertos de BRRH Abogados aclaran que aval es:

  • Una figura jurídica de carácter mercantil
  • Aplica en los títulos de crédito
  • Lo regula la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito

Por ello, en estricto sentido, el aval no es aplicable a los contratos de arrendamiento, ya que es un contrato de carácter civil.

No obstante, si se llegara a emplear un aval, se refiere a la persona que firma 12 pagarés para garantizar el cumplimiento de las rentas. Además, responderá en un juicio de ejecución de estos documentos, en caso de que el arrendatario incumpla. 

Respecto al obligado solidario es la persona que contrae todas las responsabilidades establecidas en el contrato. Esto sin dejar un bien inmueble en garantía.

Como puedes ver, ser fiador es algo de suma importancia y compromiso. Por ello, si te piden el favor, verifica que la persona tenga capacidad económica. También, asesórate con expertos.

Asimismo, considera que un plus para agilizar el proceso es que el inquilino tenga a la mano y vigentes sus documentos. Así, podrá comenzar a habitar en la casa o departamento que tanto quiere.



Back to top button