¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Finanzas

Cómo hacer un contrato laboral: puntos clave que debes considerar

Este documento garantiza la protección de los intereses de las dos partes: el empleador y el empleado

La reforma en materia de outsourcing o subcontratación han generado un ambiente de incertidumbre en los emprendedores, pues muchos aún desconocen cómo hacer una migración eficiente para cumplir con la legislación. De acuerdo con las modificaciones de ley, la subcontratación de personal que realice tareas permanentes queda prohibida, por lo que deberás contratar al personal directamente bajo tu razón social, es decir, incorporarlos como parte de tu nómina interna. Pero, ¿cómo hacer un contrato laboral?

Las empresas deben conocer las nuevas disposiciones y adecuarse a ellas cuanto antes para evitar sanciones legales y multas. Al momento de pasar de subcontratación a insourcing se requiere un nuevo contrato entre el empleador y el empleado; esto debido a que el contrato pactado, anteriormente, era con el outsourcer.

Conocer cómo hacer un contrato laboral es una asignatura primordial para los emprendedores en este proceso de transición de un modelo a otro. 

“El contrato laboral es un documento que busca garantizar la protección de los intereses de las dos partes: el empleador y el empleado. En este se establecen las condiciones que ambos deben cumplir en la relación laboral. Al pasar de outsourcing a insourcing, hay que revisar ciertas cláusulas del acuerdo con especial cuidado, ya que tienen implicaciones en la nómina”, recomienda Andrea Rojas, Head de People Operations en Runa, sistema de nómina y gestión de Recursos Humanos.

¿Cómo hacer un contrato laboral y qué datos incluir?

Al preguntarte cómo hacer un contrato laboral, considera que en este documento se establecen las condiciones para que el empleado preste sus servicios al empleador a cambio de un pago o remuneración. En este documento de carácter legal se tiene que acordar la jornada laboral, salario, prestaciones, las obligaciones del empleado y, además, se detallan las normas de la relación laboral.

De acuerdo con lo establecido por el Artículo 25 de la Ley Federal del Trabajo (LFT), el contrato individual de trabajo debe definir estos puntos clave:

  • Información personal. Nombre, nacionalidad, edad, sexo, estado civil, Clave Única de Registro de Población (CURP), Registro Federal de Contribuyentes (RFC) y domicilio del trabajador y del patrón.
  • Tipo de contrato o relación de trabajo. Puede ser contrato por obra o tiempo determinado, contrato por tiempo indeterminado, contrato por temporada, capacitación inicial o periodo de prueba.
  • Detalles de la jornada laboral. Servicios por prestar, lugar del servicio, duración de la jornada de trabajo, forma y monto de salario, día y lugar del pago del salario.
  • La indicación de que el trabajador será capacitado o adiestrado en los términos de los planes y programas establecidos o que se establezcan en la empresa.

Qué debe incluir el contrato laboral

En el contrato de trabajo, también se deben incluir otras condiciones laborales como los días de descanso, vacaciones y prestaciones.

De acuerdo con La guía del insourcing en México, elaborada por Runa, estas son algunas consideraciones que debes de tener al hacer un contrato laboral:

  • La política de vacaciones debe de especificarse en el contrato laboral, sobre todo si los días de vacaciones son superiores al plazo convenido en la ley.
  • Se recomienda indicar los horarios de trabajo, así como el monto de pago de horas extra. El cálculo de horas extra impactará en la nómina.
  • Se debe de establecer el periodo de nómina: diario, semanal, quincenal o mensual. La frecuencia de la nómina afectará los períodos en que se necesita calcular la nómina.
  • Es importante que se especifique la forma de pago de los empleados, ya sea cheque, efectivo o transferencia bancaria. En este último caso, se necesita la cuenta bancaria del empleado.
  • La tasa de la prima vacacional tiene un mínimo por ley de 25% sobre los días de vacaciones correspondientes por cada año de antigüedad.
  • El aguinaldo, por ley, corresponde a 15 días de sueldo, pero una empresa puede pagar más días. Es importante que se establezca el aguinaldo en el contrato laboral, ya que afectará el pago de fin de año, el salario base de cotización al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la liquidación cuando el empleado deje la empresa.
  • También se debe incluir si hay prestaciones adicionales a las de ley, como vales de despensa, bonificaciones educativas o apoyos para la salud.

También te puede interesar: ¿Pensionado o jubilado? Vuélvete un emprendedor maduro, ¡sí se puede!



Back to top button