¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Familia

El colapso del cuidador impacta salud del adulto mayor

Sin la capacitación ni las técnicas adecuadas, el cuidador del adulto mayor —que por lo regular es un familiar— llegará al agotamiento, cansancio o colapso

Cada día más familiares se vuelven cuidadores de su adulto mayor, por ello es común que esta figura de soporte vaya colapsando porque no tiene apoyo para dar capacitación profesional y, por lo general, se queda solo.

¿Por qué se necesita un cuidador?

Dentro de los principales retos del envejecimiento se encuentra el incremento de la población que desarrolla algún tipo de dependencia en el curso de su vida.

Se estima que en la actualidad 47.8% de las personas adultas mayores en México padece algún tipo de discapacidad o sufre las consecuencias de enfermedades crónicas acumuladas.

Además, el avance en la transición demográfica y la carencia de apoyo formal provocan que se requieran más trabajadores informales, indica el Instituto Nacional de Geriatría (Inger).

También te puede interesar: “El Cuidador” llega al teatro digital

Noticias relacionadas

En este sentido, sin la capacitación ni las técnicas adecuadas, estas personas —que por lo regular son familiares— llegarán al agotamiento, cansancio o colapso.

El colapso del cuidador se presenta cuando la carga de cuidado o trabajo de la persona a cargo sobrepasa su capacidad física, económica y emocional a grados extremos, que lo pueden llevar a un estrés excesivo, afectando todas las esferas del cuidador, con repercusiones médicas, sociales y económicas.

Puede llevar a la persona a tal grado de frustración que claudique en sus labores; repercute negativamente tanto en su labor como en su vida personal, teniendo como consecuencia un importante deterioro en su calidad de vida.

Te puede interesar: Cáncer de próstata: el autocuidado masculino, esencial en la prevención

¿Cómo este colapso afecta a la persona mayor?

De acuerdo con la Revista de Instituto Nacional de Geriatría (Edición 1, 2021), el desgaste que puede presentar el cuidador informal, si no tiene la atención debida, tiende a generar un mayor riesgo de conductas nocivas que pueden provocar o incitar al maltrato de la persona mayor.

Es tan estrecha la relación entre el colapso del cuidador y el maltrato que, si se encuentra una, se debe indagar sobre la posible existencia de la otra; aunque no se halle el maltrato ya establecido como tal, sí hay factores de riesgo para que el maltrato se haga realidad en un futuro inmediato.

Te puede interesar: Médico familiar, figura esencial para el cuidado de varias generaciones

¿Cómo prevenir el colapso del cuidador?

De acuerdo con la Guía Práctica de la Detección y Manejo del Colapso del Cuidador, del IMSS, es fundamental brindarle un respiro temporal o permanente con el fin de reducir la carga física, emocional y social del cuidador.

Y es que el bienestar del cuidador depende de su propio autocuidado y del apoyo que reciba de su familia. Conocer los derechos del cuidador y realizar actividades que lo ayuden a sentirse bien física y emocionalmente, le permitirán mantener una relación de convivencia sana con su paciente. A su vez, mejorará la calidad de atención hacia la persona adulta mayor dependiente.



Back to top button