¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Familia

Abuelito gruñón, ¿mito o realidad?

Es verdad que al llegar a la tercera edad, ¿el carácter se amarga?

Existe el prejuicio que al llegar a la edad del adulto mayor60 años o más—, las personas pierden los ánimos de emprender cosas nuevas, que el carácter se amarga y se tornan gruñonas

Sin embargo, investigaciones de las universidades de Texas, de Berkley y Duke demuestran que la sociedaddiscrimina por la edad. Es decir, se asocia el proceso de envejecimiento con el declive físico, mental y emocional. Entonces, se cree que una persona adulta mayor es inservible.

Los estudios en dichas casas de estudios coincidieron en que las personas mayores no tienen más probabilidades de ser irritables o desagradables, en comparación con una persona más joven.  

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de MundoPsicologos.com (@mundopsicologos)

Sí hay desinhibición

De hecho, las personas mayores tienen la facilidad de expresar sus emociones tal y como las sienten; incluso, demuestran más compasión por otros, son más pacientes y se sienten contentos con las pequeñas cosas de la vida: un atardecer, ver a los amigos cercanos y disfrutar a sus nietos, por ejemplo. 

Noticias relacionadas

De acuerdo con Lourdes Mejía Trejo, doctora en innovación y administración educativa, certificada en Habilidades Socioemocionales por CONOCER/SEP, al envejecer no se es más gruñón; por el contrario, se vive el derecho de ser más expresivo con las emociones. 

5 consejos para tener una madurez grandiosa

La académica Mejía Trejo recomienda:

  1. En la salud. Antes de llegar a la tercera edad y durante esta etapa: haz pequeños cambios en tu estilo de vida, cuida la alimentación, ponte al día con tus medicamentos, monitorea tus cambios hormonales y  mantente físicamente activo
  2. En lo financiero. Aprende a administrarte en el rubro económico y analiza cómo resolver problemas económicos, para no vivir con el estrés constante. 
  3. En lo social. Establece una red de apoyo con diversos grupos sociales, quizás sea momento de expresar tu creatividad, visitar los lugares que siempre deseaste.
  4. En lo académico. Siéntente útil transmitiendo tus conocimientos, habilidades y valores. A lo anterior suma el sentimiento de fortalecer tu legado.
  5. En lo emocional. Pon atención a tus cambios bruscos en la expresión de tus emociones. Si bien en la vejez el ser humano se da permiso de expresar sus emociones, cuida que los cambios no sean demasiado bruscos. Por ejemplo, si la irritabilidad, depresión, apatía son constantes y sin causa aparente, pueden ser signos prematuros de alguna enfermedad mental. Si se presenta lo anterior, visita a un geriatra para evaluaciones profesionales. 

“No tengamos miedo de vivir esta etapa, hagámoslo sin miedo y con plenitud. Para los mas jóvenes, aprendamos a tener paciencia, a valorar y ser agradecidos, pues tenemos cerca a una persona ávida por compartir sus experiencias de vida”, indica Lourdes Mejía Trejo, experta en el manejo de emociones.



Back to top button