¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Estilo

Encendedor, un lujo que daña al planeta

En la plazoleta del Museo de Historia Natural se exhibe esta interesante exposición que busca hacer conciencia en torno a este accesorio

“Encendedores que no volverán a ser usados” es el título de una sencilla, pero impactante exposición que se encuentra en la plazoleta del Museo de Historia Natural, en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec.

También te puede interesar: Los anteojos los inventó un monje y hoy 40 millones de personas los usan

Encendedores sin poder reciclarse

La exposición muestra más de 12 mil encendedores dispuestos por colores que, exhibidos, buscan hacer conciencia del daño que se hace al no reciclar este accesorio, que vio la luz en 1909, gracias al trabajo del barón austro-húngaro Carl von Auer von Welsbach.

“Encendedores que no volverán a ser usados” explica que cada artículo representa a una persona que eligió cambiar a mejores alternativas, dejando atrás el uso de un objeto desechable que paradójicamente está hecho de un material indestructible. 

Por ello, el encendedor tiene una permanencia en el medio ambiente de cientos de años, al tratarse de un objeto difícil de reciclar debido a su composición hecha de:

Noticias relacionadas
  1. Plástico
  2. Metal
  3. Aluminio
  4. Gas líquido

Por ello, antes de comprarlo es fundamental que pienses en el planeta. Pues es mucho más sencillo reciclar unos cerillos (fósforos) hechos de madera que este accesorio.

Evolución del encendedor

En 1932, el estadounidense George Grant, diseñó un mechero sumamente manejable y útil que llamó Zippo; era infalible, es decir, siempre se encendía, tanto que su fabricante lo garantizó de por vida.

Además, el encendedor puede ser un accesorio peligroso puesto que ha sido utilizado para provocar numerosos incendios. Así que si decides utilizar uno de ellos, deberas:

  • Evitar que los niños usen el encendedor, tampoco hay que dejarlo a su alcance ya que su curiosidad los lleva a jugar con ellos y causar accidentes graves.
  • No deben usarse en lugares donde se almacenen substancias explosivas o inflamables.
  • No se deben encenderse en caso de escapes o fugas de gas.



Back to top button