¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Estilo

Tips para un cambio de look después de los 50

Llegar a la quinta década no tiene por que envejentarte

Si deseas un cambio de look después de los 50 años o estás por cumplirlos y quieres una renovación de imagen, te compartimos algunos consejos que te pueden ayudar a lucir más hermosa, radiante y plena. Recuerda que la edad es solo una actitud.

También te puede interesar: ¿Tu imagen física es un reflejo de tu salud? Consejos para lucir radiante

Existen diversas opciones

En el mercado existen diversas opciones para mejorar tu apariencia, depende de lo que busques y de tu presupuesto. Entre las alternativas que existen están:

  1. Cambio de corte de cabello
  2. Modificación radical o parcial del color de tu cabello
  3. Cambio de maquillaje
  4. Nuevo guardarropa
  5. Mejora del blanco de tus dientes
  6. Diseño de cejas
  7. Exfoliación química de rostro, escote y espalda,
  8. Aplicación de rellenos faciales
  9. Cirugías leves en rostro
  10. Lipoescultura

Elige cuál es el cambio de look después de los 50 años y determina si quieres hacer tu cambio progresivamente o de un momento para otro. Sin embargo, toma en cuenta que existen modificaciones que sí tienes que hacer. ¡Chécalas!

Noticias relacionadas

5 tips para un cambio de look después de los 50 años

  1. Conoce tu cuerpo. A estas alturas de tu vida, ya debes conocer la forma de tu cuerpo y, en consecuencia, aprovechar al máximo tus mejores características y atributos. Así como ocultar los que no te gustan. Los cuerpos en forma de manzana se adaptan mejor a unos jeans ajustados y blusas de tulipán. En cambio, si tienes una forma mas bien de pera puedes lucir excelente con una falda de corte A y una linda combinación de chaqueta corta. 
  2. Elige ropa interior con soporte. La ropa interior es esencial en esta etapa, pues necesitas un óptimo control de tu figura. Ya sabes que a medida a que el tono muscular se vuelve flácido y tu descenso de hormonales es más notorio, todo eso fomenta que se incrementa las reservas de grasa alrededor de tu abdomen.
  3. Ponte fuerte. El ejercicio de alta intensidad con una combinación de entrenamiento cardiovascular y de fuerza quema más que grasa, pues moldeará tu cuerpo. Así que comienza una rutina de ejercicio que ayuda a conservar tu figura. Más importante aún, el entrenamiento con pesas aumenta la densidad ósea y protege contra la osteoporosis. Así que usa una bicicleta, camina o corre por tu salud y date tiempo para nadar.
  4. Alimenta, bien, tu cuerpo. Consume con mayor frecuencia pescado (salmón y sardinas) para obtener un refuerzo de vitamina D que ayude con los síntomas de la menopausia; prefiere los aguacates, aceite de oliva y semillas de girasol por sus propiedades anti-envejecimiento de vitamina E. Las verduras de color verde oscuro reducirán el riesgo de enfermedad cardiovascular. Deja atrás esos platillos que no te brindan beneficios integrales.
  5. Dile adiós al tabaco. No te ves bien ni lucirás mejor si sigues fumando. Tu piel perderá hidratación, lozanía y aparecerán arrugas en todo el rostro. Además, corres el riesgo de desarrollar problemas dentales (evita perder tus dientes), así como la incapacidad para ejercitarte y puedes desarrollar cáncer de pulmones, boca y vejiga. Así que evita a toda costa seguir con esa adicción.
  6. Hidrata, hidrata, e hidrata. La piel seca está muy envejecida, así que no dejes de comprarte una crema hidratante y úsala diario. Evita tener miles de cremas que no usas, invierte en una que te brinde atención integral en todo el rostro, no solo en los ojos o las mejillas. Recuerda ir con el dermatólogo para conocer la que es ideal para tu tipo de piel.



Back to top button