¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Estilo

5 características del calzado ideal

Más allá de la moda, lo mejor es preferir la comodidad y seguridad en tu calzado

El calzado no debe ser un tormento; por el contrario, los ortopedistas indican que una selección correcta evita caídas, lesiones y riesgos innecesarios. Además, los zapatos son un gran aliado para mantener una óptima salud. ¿No lo crees?

Antes de comprar tu calzado, revisa las condiciones de tu pisada, porque al paso de los años los pies van cambiando y puedes desarrollar “juanetes”, dedos en garra o encimados, así como enfermedades en la rodilla, cadera y columna que modifiquen tu postura y tu marcha.

Te puede interesar: 3 tratamientos anti-envejecimiento para mayores de 50

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Birkenstock Australia (@birkenstockau)

Noticias relacionadas

Te invitamos a checar las siguientes cinco recomendaciones para elegir tu calzado:

1. Alta flexibilidad

El material del calzado debe ser flexible, nunca rígido, porque no te permitirá dar la pisada en forma correcta. Si tienes zapatos nuevos, no los utilices la primera vez para grandes caminatas.

2. Talla adecuada

El calzado no debe ser de una talla muy grande, pero tampoco que apriete. Revisa la talla de tus pies, pues a veces hay modificaciones si utilizas calcetas muy gruesas o medias ligeras.

3. Sin tacones

Los tacones no deben ser mayores a tres centímetros; si sobrepasan esa medida, correrás el riesgo de caídas y lesiones. Recuerda que los tacones dan una postura inadecuada a tu columna.

Te puede interesar: Hirsutismo: ¿qué es y a qué se debe este exceso de vello grueso?

4. Evita las puntas

A todos los zapatos que terminen en punta diles “adiós“, porque comprimen tus dedos y generan lesiones al paso de los años, además de roces. Los mejores son los zapatos anchos y chatos.

5. Ligereza

A fin de evitar la pesadez del calzado, prefiere los zapatos hechos con materiales ligeros, pero firmes. Jamás adquieras calzado tan pesado que debas arrastrar los pies para caminar. 

La piel es un material que siempre te brindará comodidad, pero utiliza el calzado elaborado con suelas antiderrapantes para que evites caídas, especialmente cuando cocinas o caminas entre la lluvia o los charcos.



Back to top button